Preguntas frecuentes sobre VIH/SIDA

¿Qué es el VIH?

En la actualidad el VIH ya no es una enfermedad mortal sino crónica, es por ello que cuando a una persona se le diagnostica que es portadora del virus VIH o que tiene SIDA, su salud  física pasa a ser en la mayoría de los casos su principal objeto de atención, pero no debemos olvidar algo, nuestra salud no sólo es algo físico, sino que también afecta a otras áreas de nuestra vida.

VIH son las siglas del Virus de Inmunodeficiencia Humana, el patógeno que causa el SIDA.

El VIH es un retrovirus, lo que significa que necesita convertir su ARN en ADN para reproducirse, para lo que utiliza células del sistema inmunitario del ser humano. Al manipular las células, impide que sigan cumpliendo su función habitual y causa que además acaben muriendo prematuramente.

Durante un tiempo, que varía de unos meses a varios años según la persona, el sistema inmunitario es capaz de producir suficientes células de defensa para sustituir las infectadas y además intentar controlar la replicación del VIH. Pero llegado un momento, éste supera esta limitación hasta colonizar todo el organismo. En tal caso el sistema inmunitario se deteriora hasta el punto de que no es capaz de hacer frente a infecciones y enfermedades que habitualmente son inofensivas. Entonces aparece el SIDA.

Cuanto antes se diagnostique el VIH, menos problemas de salud tendrás.

Con la atención médica y el tratamiento disponible en España, la mayor parte de las personas con VIH pueden disfrutar de una vida larga y saludable.

¿Qué es el SIDA?

SIDA son las siglas del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

El SIDA está provocado por la infección por VIH, y se relaciona con el deterioro del sistema inmunitario que causa este virus.

Aunque controvertida, existe una definición oficial del SIDA. Esto quiere decir que, desde un punto de vista formal, no cualquier enfermedad que experimente una persona con VIH supone que ésta tenga SIDA.

Se considera que una persona tiene SIDA si presenta unos recuentos de CD4 inferior es a 200 células/mm3.

¿Cómo se transmite el VIH?

El virus puede pasar de una persona a otra a través de 3 vías: sexual, sanguínea o de madre a hijo.
Dentro de la vía sexual se puede producir cuando tiene lugar una penetración (vaginal, oral o anal) sin protección, es decir, sin utilizar un preservativo.

La transmisión por vía sanguínea se puede producir cuando se comparten jeringuillas, material de uso personal cortante o que contenga sangre (utensilios de afeitado, cepillos de dientes…) o por hacerse piercings o tatuajes con material que no haya sido esterilizado antes.

La transmisión del virus de madre a hijo (denominada también en ocasiones transmisión vertical) puede producirse durante el embarazo, en el momento del parto o por medio de la lactancia materna.

En contra de algunas creencias populares, fruto del desconocimiento, el VIH no se transmite por actos de convivencia tales como compartir cama, comida o utilizar el mismo lavabo. Tampoco por abrazar, besar o dar la mano a una persona infectada.

¿Cómo NO se transmite el VIH?


NO se transmite el VIH por dormir en la misma cama, compartir la comida y utilizar el mismo WC.
NO se transmite el VIH al dar la mano, abrazar y besar a una persona infectada.
NO se transmite el VIH por trabajar, ir a la escuela o practicar deporte junto a personas infectadas.
NO se transmite el VIH por la picadura de un mosquito.

Fobia o miedo extremo a tener VIH

Quizá tú no estés diagnosticado de VIH, pero desde hace tiempo tienes un miedo excesivo a poder acabar teniendo esta enfermedad. Lo que te está llevando a dejar de hacer o de disfrutar de tus relaciones sexuales.

Hay muchas personas que viven con angustia sus prácticas sexuales, porque tienen miedo o han desarrollado una fobia a padecer VIH. Y cada vez que tienen un encuentro sexual, su cabeza comienza a elaborar pensamientos que les llenan de temor, llegando incluso a no estar seguros de cosas que ellos mismos han vivido.

Son personas que tienen muchos “Y si” en su cabeza. “¿Y si me tocó el semen?, ¿y si tengo una herida en la boca?”…
Lo que les lleva a posponer las prácticas sexuales, y de tenerlas, pueden tener días, o incluso semanas llenas de temor o miedo a haber contraído una enfermedad de transmisión sexual.

No pueden soportar la idea de vivir con VIH, cuando ni siquiera en muchos casos saben qué es vivir con esta enfermedad, y no conocen a nadie que sea seropositivo.

Posponiendo en ocasiones el realizarse las pruebas de VIH, lo que les pone en verdadero riesgo, ya que no saben en qué situación serológica se encuentran.Si te sientes reflejado en estas líneas, también es un buen momento para que pidas cita conmigo.

 

 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?